17
Mar
11

Cuida tu inspiración

Posiblemente te haya pasado alguna vez: un día coges tu cámara, pero no sabes muy bien qué fotografiar. Es cierto que sueles trabajar más una determinada temática (retrato, paisaje…) o con una técnica específica (HDR, blanco y negro…), pero ese día no encuentras el modo de hacer algo novedoso. No se te ocurre ningún proyecto que te atraiga, no te sientes capaz de plasmar satisfactoriamente una idea en imágenes … Es lo que se conoce como bloqueo creativo, y a todos nos ha sucedido en alguna ocasión. Nos sentimos estancados y no sabemos muy bien cómo afrontarlo.

Pero que no cunda el pánico: podemos combatir ese bloqueo buscando nuevas fuentes de inspiración. Ésta puede aparecer en cualquier momento, así que deberemos permanecer alerta; o también podemos pasar a la acción y buscar nosotros mismos algún estímulo para despertar nuestra creatividad.

De algunas de esas formas de inspiración ya venimos hablando largo y tendido en este blog. A mí algunas me resultan más efectivas que otras, como visitar exposiciones (ya sean fotográficas o no), leer libros de fotografía, conocer la obra de los fotógrafos clásicos (y actuales)… En definitiva, cualquier cosa que me permita desarrollar mi visión fotográfica.

Pero hay otros muchos estímulos que podemos tener en cuenta en esos momentos en que no estemos demasiado inspirados. Algunos que suelo poner en práctica son:

• Marcarnos pequeños desafíos fotográficos. Por ejemplo, salir a la calle con nuestra cámara y no disparar más de 36 imágenes, como si usáramos un carrete analógico. O dedicarnos cada día a una disciplina (retrato, minimalismo, etc.), fijándonos un número mínimo de fotografías. Las posibilidades son infinitas.

• Tomarnos un respiro. Dejar de lado la cámara, desconectar y realizar otras actividades no relacionadas con la fotografía. Cuando retomemos nuestra actividad, lo haremos con fuerzas renovadas y nos sentiremos más creativos.

• Recuperar nuestros archivos de imágenes antiguas y volver a mirarlas con nuevos ojos. Posiblemente te encuentres con fotografías que en su momento desechaste y que ahora tienen un nuevo significado para ti, o que te pueden inspirar para hacerlas nuevamente pero con otra técnica, o dándole un enfoque novedoso…

• Observar nuestros errores y aprender de ellos, al mismo tiempo que analizamos qué es lo que nos gusta y lo que no de nuestro propio trabajo, con objeto de corregirlo y ser más productivos.

Llevar una planificación de los pasos que queramos dar en nuestra actividad. De esa forma, siguiendo una estrategia previamente definida, nuestra mente se descarga de esa preocupación y podemos concentrarnos en la creación de nuestras imágenes.

• Llevar siempre encima una libreta, para anotar las ideas que se nos ocurran, y la cámara, para aprovechar las oportunidades que se presenten.

Estos son algunos de los consejos que utilizo para recuperar la inspiración en esas épocas en que me cuesta más de lo normal coger mi cámara y salir a la calle a hacer fotografías. ¿Conoces tú algún otro que utilices y te vaya bien? Compártelo conmigo en los comentarios…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: