15
Mar
11

Japón tiembla

El pasado 11 de marzo asistimos a una de las mayores catástrofes naturales de los últimos años: Japón fue sacudido durante dos largos minutos por un terremoto de 9 grados en la escala Ritcher, que ya es considerado el peor de su historia y el quinto más devastador del mundo (desde que hay registros).

Pero la mayor tragedia la causó el tsunami que se produjo a continuación, con olas de hasta 10 metros en algunos puntos que arrasaron una tercera parte del país nipón, dejando cientos de muertos y daños por valor de varios miles de millones de euros (que dificultarán enormemente la recuperación de su maltrecha economía), y que obligó a poner en alerta a todos los países bañados por el océano Pacífico. Eso sin contar con la crisis nuclear en la que está sumido el país, como consecuencia de los graves daños causado por el tsunami a algunas de sus centrales nucleares.

Desde el primer momento, las redes sociales se han volcado en comentar lo que iba sucediendo tras la catástrofe. Herramientas como Twitter o Facebook se han mostrado muy útiles tanto para comunicarse desde la zona afectada como para coordinar a los servicios de emergencia. Uno de los mejores ejemplos lo constituye Héctor García (@Kirai), un conocido bloguero español que lleva años viviendo en Japón, quien iba relatando, minuto a minuto, lo que iba sucediendo donde él se encontraba.

Asimismo, distintos medios, como The Big Picture o In Focus, han puesto a nuestra disposición, casi en tiempo real, una tremenda colección de imágenes, que nos permiten hacernos una idea muy precisa de la magnitud de la catástrofe (pinchando sobre la foto, puedes acceder a cada una de las galerías en una ventana nueva):

En su constante actualización, horas después publicaron nuevas galerías con imágenes de las secuelas del desastre.

The New York Times ha ido un paso más allá, y presenta una galería en la que moviendo un cursor (esa barra azul que divide las fotografías) podemos comparar imágenes de satélite de distintos puntos de Japón antes y después del tsunami. Resulta estremecedor ver que donde había ciudades enteras ya no queda nada…

Este desastre nos hace darnos cuenta, una vez más, de lo frágiles que somos, y de la inmensa fuerza que tiene a veces la naturaleza.

Desde este humilde blog, quiero poner mi granito de arena para ayudar a los habitantes de Japón. Si tu también quieres colaborar, puedes hacer clic en la siguiente imagen (que también está en la barra lateral) para hacer un donativo a la Cruz Roja.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: