09
Feb
11

El tiempo condensado en una fotografía

Cuando hacemos una fotografía, normalmente es con la intención de captar un instante concreto. Buscamos obtener una imagen con la que expresar un sentimiento, la sensación que nos produjo estar ahí, en ese lugar y en ese momento determinados. O simplemente, queremos conservar un recuerdo del sitio en el que estuvimos, o de aquella tarde tan estupenda que pasamos con los amigos…

Sin embargo, hay veces en las que una fotografía puede ser capaz de representar el movimiento y el paso del tiempo, captando distintas etapas de un determinado período en una sola imagen.

Hoy te traigo dos ejemplos: una fotografía que condensa 24 horas, y otra que recoge nada más y nada menos que 1 año. Son espectaculares, ¿quieres verlas?

24 HORAS: EL PEQUEÑO PLANETA DE POSEIDÓN

Hace unos días, se ha dado a conocer la imagen del fotógrafo griego Chris Kotsiopoulos, que representa un día completo en una sola imagen. La ubicación elegida fue el cabo de Sunión, en Grecia, donde se encuentra el templo de Poseidón, lo cual sin duda dota de un encanto especial a la fotografía.

© Chris Kotsiopoulos

Después de varios intentos, en los que Kotsipoulos tuvo que esperar a que llegara un día que tuviera el cielo totalmente despejado a todas horas, por fin pudo realizar la fotografía entre los días 30 y 31 de diciembre de 2010.

Con la cámara mirando hacia el este, en la mañana del día 30 comenzó a disparar fotografías cada 15 minutos, siguiendo el recorrido del sol desde el amanecer hasta el ocaso (de este a oeste), y usando para ello un filtro solar (excepto en una de las imágenes, en la que el sol está en su máxima altitud, como puedes ver en la parte inferior de la imagen). Al llegar el atardecer, dirigió la cámara hacia el oeste-noroeste, e invirtió el proceso: disparando de oeste a este, realizó fotos con transiciones más suaves entre la zona nocturna y la diurna. De esa manera, consiguió captar los recorridos de las estrellas, mirando al norte (¿ves la estrella polar en el centro de un grupo de círculos concéntricos, en la parte superior?), y sacó nuevas imágenes de transición apuntando al noreste y al este.

En la siguiente miniatura tienes las anotaciones que el autor realizó para detallar los pasos que ha dado (pulsa sobre ella para verla a mayor tamaño en una nueva ventana, merece la pena). Y en la web del Earth Science Picture of the Day se encarga de explicar todo el proceso.

En total, casi 30 horas de trabajo, más las 12 que necesitó para el procesado de la imagen, dando como resultado esta fotografía tan espectacular. Y todo ese esfuerzo tuvo su recompensa: ser elegida por la NASA como la Fotografía Astronómica del Día.

365 DÍAS: DESCRIBIENDO UN ANALEMA

No menos sorprendente es esta otra imagen, que representa el recorrido del sol durante todo un año, y que recibe el nombre de analema. Así es como se conoce a la curva que describe la posición del Sol en el cielo, observada a la misma hora del día y desde el mismo lugar durante un año.

© Tamas Ladanyi

Como puedes ver, el Sol dibuja una forma de ocho; ello es debido a que la Tierra gira en una órbita elíptica y sobre un eje ligeramente diferente. El punto más alto del analema coincide con el solsticio de verano, y el más bajo, con el de invierno.

También se pueden observar analemas en otros planetas del Sistema Solar, pero poseen formas distintas a las que se producen en la Tierra (por ejemplo, en Marte tendría forma de gota de agua).

Debido a que requieren de una grandísima precisión, son fotografías extremadamente difíciles de realizar. Por ello, desde que se hizo la primera en 1978, tan sólo unas 20 personas en todo el mundo han sido capaces de obtener una. Y entre ellas, destaca un español, Juan Carlos Casado, que en 2004 realizó esta extraordinaria imagen en el cabo de Creus (Gerona):

© Juan Carlos Casado

Si te apetece conocer más ejemplos de esta laboriosa técnica, tienes una pequeña galería en la web de National Geographic. Y si quieres disfrutar de otras bellas imágenes astronómicas, no dejes de pasarte por el sitio de The World At Night (TWAN), una web especializada en fotografía nocturna.

AQUÍ Y AHORA

No deja de ser sorprendente lo que podemos conseguir con la fotografía, ¿verdad? Aunque estas son técnicas extremadamente complejas, que requiere mucho esfuerzo y paciencia, el resultado obtenido merece la pena.

No tengo la intención de llegar a conseguir una fotografía de estas características (al menos de momento ;)). Para eso necesitaría mucho tiempo, equipo concreto e increíbles dosis de paciencia… Pero ver este tipo de trabajos me motiva para seguir adelante e intentar mejorar en mis fotos cada día.

¿Qué te han parecido? ¿Conoces algún otro ejemplo? Compártelo conmigo en los comentarios…

 

Imagen de cabecera: “La persistencia de la memoria”, Salvador Dalí // Resto de imágenes: © de sus respectivos autores.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: