18
Ene
11

Jardines impresionantes

Este pasado fin de semana he estado por Madrid, y no se me ha ocurrido mejor forma de empezar el año en la capital que yendo a ver alguna exposición de las que tenía pendientes en mi haber. De siempre me ha gustado visitar este tipo de cosas, pero ahora que estoy plenamente dedicado a “educar mi mirada”, no me pierdo ni una.

UN POCO DE ARTE

Hoy te voy a hablar de “Jardines Impresionistas”, que se desarrolla en el Museo Thyssen, y más concretamente de su última parte, ubicada en la Fundación Caja Madrid bajo el título “Del Postimpresionismo a las primeras vanguardias”.

Y pensarás, “qué tendrá que ver la pintura impresionista con la fotografía”. Pues más de lo que te imaginas, porque tanto estos pintores del siglo XIX como nosotros, fotógrafos aficionados o profesionales, buscamos exactamente lo mismo: capturar la luz.

Si no te lo crees, acompáñame, que te voy a enseñar unos cuantos ejemplos. Eso sí, que quede claro que no pretendo ser exhaustivo, ni tampoco tengo los conocimientos suficientes como para “sentar cátedra”. Tan sólo soy un gran aficionado al arte que ahora está aprendiendo a verlo desde un punto de vista más “fotográfico”.

RECORRIENDO LA EXPOSICIÓN

El edificio que alberga la exposición es muy apropiado, puesto que se trata de un gran espacio diáfano de planta octogonal con 3 alturas (baja, primera y superior, aunque ésta última no estaba habilitada para esta muestra). Aquí te adjunto algunas imágenes del interior:

Vista desde la planta inferior.

Vista desde la segunda planta.

Empezamos el recorrido en la planta baja. De aquí, destacaría fundamentalmente dos cuadros que me han llamado la atención, casualmente ambos del artista francés Henri Martin.

Por un lado, “En el jardín” (c. 1910). Cuando lo vi, no pude evitar pensar en un enfoque selectivo, centrando la atención en el segundo plano. Eso concentra nuestra atención en el jardín del fondo, y refuerza la sensación de abstracción en la que se encuentra la protagonista, sumida en sus pensamientos. Como veremos cuando hablemos de composición, la mujer está además en uno de los tercios del cuadro, y se cumple la regla de la mirada.

Por otro, “Jardín al sol” (c. 1913). Este cuadro transmite una gran sensación de profundidad. Representa la imagen de un jardín en las horas centrales del día, a través de la puerta que da acceso al mismo. Precisamente esta técnica de “enmarcar” las imágenes es una regla de composición que suele dar muy buenos resultados, como veremos.

En la segunda planta es donde estaba la mayoría de las obras que me gustaron. Sin ánimo de ser exhaustivo, allá van algunas:

Christian Krohg, “Retrato de Karl Nordström” (1882)

Estupenda imagen, plagada de luz, con una gran perspectiva. El reflejo en la ventana dota de aún más realismo a la obra.

Maria Egner, “En la pérgola” (1910)

Con un gran dominio a la hora de representar la luz colándose entre las ramas de la pérgola, la autora ubica un bodegón en primer plano, en uno de los puntos fuertes de la imagen, con el fondo ligeramente más desenfocado (creando una gran sensación de perspectiva). Por lo tanto, estupenda composición, basada en la regla de los tercios y las líneas convergentes hacia el fondo.

William Merritt Chase, “En el parque. Un camino” (c. 1890)

De este cuadro lo que me llamó la atención fue la composición, basada en líneas (el muro, el camino), que guían nuestra mirada hacia el fondo de la imagen.

Charles Courtney Curran, “Flores de loto” (1888)

Sin duda, mi favorito de toda la exposición. Un punto de vista muy novedoso, que asemeja al que obtendríamos de un objetivo angular. Es como si estuviéramos en la barca con las protagonistas, y hubiéramos retratado el momento con nuestra cámara.

No me quiero enrollar más, pero si quieres conocer todas las obras que conformaban la exposición, te dejo aquí en pdf el dossier de prensa facilitado por el Museo Thyssen.

CONCLUSIÓN

He de reconocer que he disfrutado enormemente de esta exposición, precisamente por esa analogía que te comentaba al principio entre alguno de estos cuadros y la fotografía. Las técnicas de composición empleadas, la captura de la luz… no difieren mucho a como lo hacemos en la actualidad (cambiando, eso sí, el pincel y el lienzo por la cámara digital).

Con este artículo sólo quiero poner de manifiesto que para ser fotógrafos, debemos “educar nuestra mirada”. Ya te lo decía al hablar del número áureo: es necesario que veamos fotos, cuadros, películas, lo que sea, con tal de irnos familiarizando con las reglas de composición, las proporciones más armoniosas, etc. Poco a poco, seremos capaces de reconocerlas, y las incluiremos en nuestras fotos, con el objetivo de expresar de manera más efectiva las emociones que queramos plasmar con nuestra fotografía.

No te preocupes, de todo esto hablaremos largo y tendido en un futuro cercano. Quédate tan sólo con esta idea: no dejes de disfrutar de todas las imágenes que se pongan a tu alcance, poco a poco irás reconociendo qué es lo que llama tu atención de ellas, y podrás empezar a aplicarlo en tus fotos.


1 Response to “Jardines impresionantes”


  1. 27/07/2013 a las 06:36

    If you want to get a good deal from this paragraph then you have to
    apply these techniques to your won weblog.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: